Noticias AAM
Destacadas Noticias AAM

¿Qué detiene a Chile para ser un País desarrollado?

mayo 8, 2018

Esta semana la organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), dio a conocer un informe en donde se estimaba que chile había superado los ingresos medios, pasando a ser un país de ingresos altos.

Hace algún tiempo atrás los movimientos sociales que demandaban cambios a nivel de educación y salarial, sembraron dudas con respecto a la economía del país, en donde no se sabía si se iba a poder traspasar esa barrera, que se puede asociar a la mayor exigencia de las sociedades, y tras superar estos ingresos bajos aún no se puede avanzar tan fácilmente, ya que cumplir con todas las demandas implicadas significa llevar a cabo reformas que producen un mayor gasto, por lo que dificulta llegar a alcanzar los ingresos altos.

Sin embargo, bajo este escenario no tan alentador, Chile habría sido el único país latinoamericano junto a Trinidad y Tobago que ha logrado escapar del ingreso medio.

Los que saben.

De acuerdo a los economistas de la OCDE, la economía chilena pasó de ser un país con altos ingresos a tener un ingreso per cápita superior a US$11.750, además contamos con factores claves tales como instituciones y un comercio sólido. Además, se destaca la calidad de la educación, niveles de inversión y un adecuado suministro de competencias y habilidades de la clase obrera.

A pesar de esto, los expertos abren el debate a si efectivamente nuestro país pudo superar o no esta barrera, en donde se debe saber muy bien cuál es la diferencia entre países desarrollados y aquellos en vías de desarrollo. Bajo esta analogía, hay tres factores claves que aún no toman el peso necesario en nuestro país para poder tener un avance real, tales como la visión a largo plazo, la mayor equidad y la capacidad de innovación.

Lo importante es el camino que debemos tomar para avanzar, primero en cuento a PIB per cápita promedio y segundo en saber distribuirlo de la mejor forma.

En Chile tenemos dos problemas estratégicos, el subaprovechamiento del talento potencial y la estructura productiva que se centra en la explotación de los recursos naturales, que limitan el desarrollo de nuevas exportaciones y actividades que puedan generar una mayor productividad para Chile.

¿Solución?

Debemos mejorar la calidad en la educación y fomentar el desarrollo de industrias que puedan abastecer a los pocos recursos naturales que tenemos.

El economista Gemines Fernández, comparte la opinión de ir aún más allá del ingreso per cápita, y resalta que todavía no tenemos condiciones necesarias para considerar que Chile haya pasado la barrera de los ingresos altos. Hoy existe una baja productividad que limita a Chile para poder ser considerado un país desarrollado, lo que no significa que podamos catalogarnos como una economía avanzada, ya que aún queda un largo camino.

Según Patricio Rojas, de Rojas & Asociados, Chile debería considerar ‘elevar los niveles de productividad en la mano de obra, donde elevar la calidad de la educación es fundamental, junto con fortalecer nuevamente el marco institucional, el cual lamentablemente se ha tendido a deteriorar en los últimos años.’

Noticias Relacionadas