Columnas y Entrevistas
Columnas

LA VOZ DE NUESTROS EQUIPOS DE LAS AGENCIAS DE MEDIOS AAM

julio 10, 2020

Ya cumplidos los tres meses de instaurada la cuarentena en Santiago y otras regiones del país, le preguntamos a quienes trabajan en Agencias de Medios, cómo han vivido la experiencia del teletrabajo, cuál ha sido el impacto en la productividad, el servicio, las relaciones con sus colegas, el vínculo con la empresa y la forma cómo proyectan el futuro del trabajo después de esta pandemia. Les presentamos aquí los primeros testimonios.

Felipe Asenjo – Planificador de Medios – STARCOM

Veo en el teletrabajo la mejor opción para evitar la expansión del Covid-19 y seguir respondiendo en el trabajo (clientes y Agencia). Aunque ésta no es mi modalidad preferida, la experiencia es buena, el trabajo que realizamos es básicamente online y contando con acceso a un notebook, internet y los programas necesarios es posible trabajar sin mayor complicación.

Personalmente y considerando que mi equipo es como parte de la familia, resiento un poco la lejanía, se privilegian las comunicaciones estrictamente laborales, a menos que coordines algo especial. Intento que mi disposición sea siempre la mejor, pero reconozco que es complicado a veces, sobre todo con una niña recién nacida, donde las ganas y el tiempo está puesto principalmente en ella. De todas formas, afrontamos esto dando el 100% para cumplir siempre.

Conciliar familia y trabajo no ha sido fácil, soy papá primerizo y con un bebé es complejo ordenarse. Lo que más quiero es ayudar a mi pareja y a veces el sueño también te gana y afecta el ánimo. Por otro lado, esta modalidad me permitió estar desde un inicio con mi núcleo familiar y disfrutar estos 3 primeros meses sin dejar de rendir laboralmente. En el futuro me gustaría combinar ambos estilos de trabajo.

Natalia Muñoz – Supervisora de Medios – MEDIACOM

Aunque el teletrabajo nos llegó de improviso, tuvimos la capacidad de reaccionar y la empresa se preocupó tanto por nuestro bienestar, como por entregarnos las herramientas para realizar el trabajo. Esta modalidad cambió también la forma de relacionarnos y más allá del ensayo y error, lo importante es que seguimos siendo los mismos de antes, solo nos cambió el contexto y aunque al principio todo costaba, primó la capacidad y las ganas de aprender.

En nuestra Agencia una vez a la semana nos reunimos para conversar, saber cómo estamos, qué nos está pasando o simplemente levantar la mano si necesitamos ayuda, lo que permite sentirnos más conectados. Obviamente la actitud es lo primero, nadie dijo que sería fácil. Es importante ayudarnos y aprender a pedir ayuda, no somos superhéroes ni lo sabemos todo. También creo que es una oportunidad para desafiarnos y demostrarnos que podemos llegar lejos y crecer más de lo que creemos.

El teletrabajo nos cambió la vida en general, lo que era mi living hoy es una oficina, pero también tengo otros tiempos, cierro mi computador y en un par de minutos estoy compartiendo con mi familia, lo que antes me demoraba 1 hora y media en volver a casa. Personalmente, creo esto no es para siempre, un día volveremos, cuando las condiciones sanitarias así lo permitan, por ahora cada experiencia es distinta, y tengo la suerte de tener a compañeros y familia con la intención de ayudarnos y seguir adelante… el resto es ir buscando el equilibrio.

 

 

 

Alejandro Ayala – Director de Estrategia y Servicio al Cliente – UM

Desde mi formación y experiencia, siento que ha sido un desafío para todos encarar esta nueva forma de trabajo, es un aprendizaje para la compañía completa y creo que en el caso de UM, hemos sabido adaptarnos rápidamente y logrado trabajar con eficacia, respondiendo a las necesidades de nuestros clientes.

En cuanto a la relación con el equipo, es una forma diferente de estar en contacto, se extraña la cercanía y reunirnos en una sala para trabajar algún proyecto en común. La actitud es fundamental, en mi caso y si bien ha sido un desafío en varios aspectos, lo tomo como un aprendizaje necesario que va más allá de mí mismo, porque cuando el trabajo está en el espacio familiar, no es fácil diferenciar los tiempos de cada uno, por lo que ha sido un proceso definir límites y espacios para cada cosa.

Con todo, siento que esta crisis nos brindó la oportunidad de entender mejor la modalidad de teletrabajo y a partir de ello se pueden generar beneficios para la gente y para las empresas en el futuro. Particularmente, no me veo trabajando al 100% en esta modalidad, pero creo sería interesante una combinación de jornadas presenciales y remotas.

En la próxima edición tendremos los testimonios de Maricela Pastene de IPG MEDIABRANDS, Diego Quintanilla de GROUPM y de Alexandra Rivera de PUBLICIS.

Noticias Relacionadas