Columnas y Entrevistas
Columnas

CÓMO VIVEN EL TELETRABAJO EN LAS AGENCIAS DE MEDIOS AAM LA VOZ DE NUESTROS EQUIPOS

agosto 25, 2020

En esta edición finalizamos el recuento de experiencias compartidas por nuestros colegas. Podemos decir que muchas de sus historias nos identificaron y algunas de ellas han resultado particularmente inspiradoras porque logran transmitir un espíritu de equipo y de servicio que no deja de sorprender gratamente. Nuevos desafíos vienen para todos, y aunque el camino no es necesariamente fácil y carece de certezas, está claro que nos ha traído grandes aprendizajes que cada Agencia de seguro intentará capitalizar de la mejor forma. Por lo pronto, compartimos la misma sensación que se ha repetido en la mayor parte de los testimonios, y es más allá de los tiempos y de las formas, todos esperamos reencontrarnos.

Soledad Rallo – Secretaria/Recepcionista – GROUPM

Como secretaria/recepcionista, no puedo si no extrañar mi trabajo presencial y el contacto físico, tanto con los colegas, como con los Medios y los clientes.

En mi experiencia y dada la labor que desempeño, por supuesto que se pierde eso más cotidiano, el contacto directo, ahora todo es más impersonal. Y aunque es posible seguir haciendo el trabajo como antes, se extrañan las conversaciones y relaciones diarias.

No cabe duda de que éstos han sido tiempos difíciles para todos, por lo que mantener la mejor disposición y una buena actitud es imprescindible para hacer un poco más fácil el día a día. En este sentido, la familia y aquellos con quienes compartes tu hogar son bien importantes y pueden hacer la diferencia entre un buen o un mal día, por suerte no tengo de que quejarme, las cosas han fluido bien porque en casa todos colaboramos para que así sea.

Pensando en el futuro y si tuviera que elegir, me quedo con una jornada presencial, salir de la casa, dirigirte a tu lugar de trabajo y compartir con los colegas cara a cara.  Siempre entendiendo que la inteligencia es la habilidad de adaptarse al cambio.

Javier Bustos – Analista de Research – BPN

Al principio era lógico que una empresa no estuviera preparada para mandar a sus empleados a trabajar desde casa, más en este contexto, pero a medida que avanzamos lo veo como algo novedoso y con buenas perspectivas a futuro, ya que muchos podrán trabajar desde casa o combinar jornadas.

Tengo un jefe hace más de un año y él ya hacía teletrabajo, por lo que teníamos una rutina establecida. Quizás hoy estoy más atento al celular o WhatsApp para responder rápido y de manera efectiva pedidos más urgentes. Lo que se extraña es conversar directo con las personas o solucionar algo más rápido, pero con el tiempo nos hemos adaptado de buena manera a esta nueva forma de trabajar.

Creo en afrontar esto con la mejor disposición, son tiempos complicados para todo el país, y la actitud debe ser lo más positiva posible, si bien los cambios de humor pueden afectar durante el día, o sentirnos angustiados, es mejor pensar positivo, sabiendo que lo primordial es que uno y su familia estén sanos.

Soy joven y sin hijos, vivo solo con un amigo y mi gata, tengo la suerte de que hay espacio suficiente para adaptar la casa en función de los computadores y realizar nuestra jornada laboral. Pero no es así para otros, deberían considerar a personas, en especial mujeres que deben cuidar hogares con niños, ya que los estudios y reportajes muestran que son a ellas, las que más tiempo dedican a labores domésticas.

Creo que esta experiencia ha demostrado que se puede avanzar en materia de teletrabajo, mejorar sistemas, tiempos, y hasta descongestionar el transporte urbano. Es muy positivo recoger las experiencias que de este periodo, ya que si se ha logrado trabajar desde casa en un contexto de crisis, resultaría muy positivo para la compañía, y para los trabajadores, pensar en combinar jornadas presenciales y a distancia.

 

Constanza Vargas – Supervisora Digital – Forward Media

En mi experiencia las dinámicas de trabajo a la fecha son satisfactorias, he podido desempeñar mi rol sin grandes problemas y cuidarme. Los inconvenientes han sido más bien prácticos, con mi equipamiento (pc, auriculares, micrófono) y caídas constantes de Internet.

La comunicación con el equipo es de suma importancia por lo que cualquier cosa que limite la relación perjudica la retroalimentación que siempre debiese existir. Pese a lo anterior, comprendo que es una situación especial y por ende hemos tenido que adaptarnos, lo que probablemente permita que a futuro sea una alternativa para trabajar más allá de la pandemia.

Desde el comienzo he tenido mucha disposición con esto del teletrabajo, me adapté fácilmente y me ha permitido estar tranquila en casa. Eso sí, ha sido complejo no poder separar oficina y hogar, pero es un precio que vale la pena puesto que las ventajas son bastantes. Muchas veces la familia se involucra indirectamente ya que el trabajo está dentro del hogar, pero he podido manejarme, tengo un espacio especial para trabajar, lo que hasta cierto punto me permite aislarme del resto durante la jornada laboral, pero conozco otras situaciones en donde no hay suficiente espacio y las familias son numerosas, lo que dificulta las cosas.

A futuro me gustaría complementar jornadas presenciales y remotas, con más días de teletrabajo que en oficina, ya que me permite cumplir mis tareas laborales y tener mejor calidad de vida, estar en un lugar cómodo y sobre todo maximizar mi productividad en todo lo que hago habitualmente.

Noticias Relacionadas